miércoles, 14 de septiembre de 2011

¿ Y qué pasa si lo que debía hacer era llorar? No lo iba a hacer, no quería, si que lo había pasado mal, pero era feliz. 
Claro que cambiaría cosas de su vida sin embargo era capaz de apreciar la grandeza de lo que tenía.
Eso muchas veces es lo que olvidamos nosotros, nos centramos en lo banal y olvidamos lo importante. Olvidamos que por muy mal que vayan algunas cosas, siempre habrá otras que estén bien.







1 comentario:

Melanie Hater dijo...

Que lindo como escribís, ya te estoy siguiendo linda!

Visitarías mi blog y, en caso de que te guste, seguirme? desde ya gracias :)

http://believe-meel.blogspot.com/