lunes, 27 de junio de 2011

Los mejores momentos. Aquellos que no sabes como pero os compenetráis a la perfección. La felicidad va delante de las demás emociones. De repente, empiezas a hablar, no paras a pensar solo hablas y  piensas: " la estoy cagando". pasa el rato y sí tus temores se han confirmado, tú y tu estúpida manía de no pensar la habéis cagado, además de verdad. Ahora es cuando te sientes mal. No sabes como hacerlo bien. Necesitas tiempo, palabras y valor. Sin embargo, de lo único que sobra es de lo segundo, aunque las que hay no son las apropiadas. Al final te vas a tu casa pensando, enrabietada contigo misma. Arrepentida porque sabes que tú no eres así. Te has vuelto a equivocar, cada vez lo haces con más frecuencia. Pero lo peor de todo no es el daño que haces, es que empiezas a tener la certeza de que nadie te soportará cuando vean lo que eres. Y no es que seas mala, es que lo que eres, no lo quiere nadie.

1 comentario:

Rosalina Anstrong dijo...

Hola C: Leí el comentario que dejaste en mi blog, y claro, tienes todo el permiso de poner mi entrada donde desees. Me alegro que te haya gustado, tu blog también es muy lindillo♥ cuidate